Las clases presenciales son muy amenas y adaptadas por completo a tu forma física y nivel de yoga